Empresas Socovesa cuenta con un Gobierno Corporativo mejor estructurado y políticas más explícitas que fortalecen a la Compañía como institución económica.”

Javier Gras RudloffPresidente Empresas Socovesa

Estimados accionistas,

El año 2016 estuvo marcado por dos grandes temas: por un contexto macroeconómico debilitado y como consecuencia una industria poco dinámica; y por un proceso de cambio en la presidencia de la Compañía, en el que me correspondió asumir dicho cargo en reemplazo de Cristian Hartwig. Con gran satisfacción, podemos compartir con nuestros accionistas los resultados obtenidos en este ejercicio, que fueron los mejores de su historia, demostrando la solidez institucional de Empresas Socovesa y el compromiso de sus ejecutivos y trabajadores.

Asumí la presidencia del Directorio de Empresas Socovesa en abril del 2016. Un tremendo orgullo, pero a la vez, una gran responsabilidad y desafío profesional. Veíamos un año difícil. Se mantenía  un clima de incertidumbre política, empresarial y de malestar en la ciudadanía. Si bien las condiciones estructurales del negocio inmobiliario eran sólidas, la economía apuntaba a un crecimiento débil con expectativas por debajo del 2015. A nivel industria, producto del término de la promoción del IVA, se presupuestaba que la demanda se podía contraer entre un 30% y un 40% en relación al año anterior.

En este entorno algo sombrío, enfrentamos el 2016. Sin embrago los resultados del ejercicio superaron nuestras expectativas y presupuestos. Empresas Socovesa alcanzó utilidades en el entorno de MMUF 1,34, instalándonos por tercer año consecutivo por sobre la barrera del millón de UF.

Durante el 2016, se trabajó en el fortalecimiento del Gobierno Corporativo. Se incorporó un nuevo Director, Tomás Izquierdo, seguramente uno de los economistas que mejor entiende la industria inmobiliaria desde sus fundamentos económicos y urbanos. También se trabajó en mejorar los niveles de transparencia y acceso a la información por parte del Directorio. Durante el año, de forma sistemática, distintas áreas y ejecutivos de la Compañía participaron del Directorio, presentando resultados de gestión y proyectos específicos. Esta iniciativa generó un amplio reconocimiento a los equipos ejecutivos de Empresas Socovesa. Así también, reforzamos el Comité Ejecutivo, estamento que analiza la marcha de los negocios y acompaña a la administración respecto del diseño de estrategias y planes de desarrollo. La Contraloría siguió avanzando en aspectos de auditoría y control de riesgos. Y finalmente, fortalecimos a las filiales del Grupo con directorios formales, estructurados y periódicos, compuestos por cinco miembros que cuentan con el respaldo del Directorio de su matriz,  Empresas Socovesa.

En síntesis, podemos afirmar que la Compañía cuenta con un Gobierno Corporativo mejor estructurado y políticas más explícitas que ayudan a fijar las reglas generales para su funcionamiento.

Debo mencionar, como hecho relevante, el incremento del 60%
que experimentó el precio de la acción durante el 2016. Todo parece indicar que su apreciación muestra una mejor alineación entre el precio de la acción, la mayor solidez financiera y los excelentes resultados económicos que ha obtenido la Compañía. Una muy buena noticia para nuestros accionistas.

Tengo la suerte de presidir el Directorio de la compañía líder de la industria inmobiliaria en uno de sus mejores momentos en sus más de 50 años de historia. Una empresa que cuenta con una  administración joven y fuerte, que ha demostrado, con sus resultados, tener una efectiva estrategia de negocio. Una empresa con sanos equilibrios financieros, que nos permiten esperar un futuro aún mejor.

Por último, quiero agradecer a todas las mujeres y hombres que son parte de Empresas Socovesa, por su entrega, esfuerzo y compromiso.

Nuestra visión pasa por convertirnos en una empresa de diseño de productos inmobiliarios centrados en el habitar de las personas”

Mauricio Varela LabbéGerente General Empresas Socovesa

Estimados accionistas,

Sin duda que lo más destacable del año son las utilidades históricas de MMUF 1,34 alcanzadas por Empresas Socovesa en un escenario de macroeconomía débil y contracción de un 25% de la demanda residencial. Durante los últimos tres años, la Empresa ha superado la barrera del MMUF 1 de utilidades, instalándose en la posición más alta de sus más de 50 años de vida. Para Empresas Socovesa, el ciclo 2014-2016 de crecimiento moderado y costos controlados, ha sido más beneficioso en términos de resultados que el ciclo anterior 2010-2013 que fue de mayor crecimiento y presión de costos. La utilidad del ejercicio 2016 es un 13% superior a la alcanzada el año 2015, y multiplica 2,2 veces la capacidad de generar utilidades del periodo 2010-2013 cuando la Compañía producía utilidades del orden de MMUF 0,5.

Siguiendo con la tendencia presentada en ejercicios anteriores, los buenos resultados de Empresas Socovesa se originan fundamentalmente por dos razones: la consistente mejora de los márgenes del negocio y los menores niveles de deuda. El margen bruto se mantiene estable en relación al año 2015 en niveles del 29%, situación que está alineada con la mayor estabilidad de los precios de las propiedades observada en el mercado residencial durante el año. La deuda financiera de la Compañía a diciembre de 2016, aumentó 2%, sin embargo los gastos financieros totales presentaron una significativa reducción de 20% en términos nominales, respecto a diciembre de 2015, tanto por una menor deuda promedio durante el periodo en cuestión, como por el pago de menores intereses y reajustes.

Alineado con la contracción de la demanda que experimentó la industria post efecto IVA, los cierres de negocio de viviendas nuevas disminuyeron un 20% respecto a igual periodo del año anterior y la facturación del área inmobiliaria fue un 5% inferior que el año 2015, producto fundamentalmente de la disminución de ingresos registrada por la filial Socovesa.

Un plan selectivamente más agresivo para el periodo 2017-2018

Para el año 2017 se espera un crecimiento bajo entre 1,5% y 2,0%, con inflación dentro del rango meta del Banco Central, tasas de interés de corto plazo moderadamente a la baja, y de largo plazo estables con tendencia a subir solo marginalmente.

En términos políticos, después de las elecciones municipales consideramos que cambió el ciclo. Todas las nuevas ofertas políticas relevantes, parecen tener bastante mayor claridad con respecto a la relevancia del crecimiento económico para el desarrollo del país.

En el frente interno, los buenos resultados de los últimos años, la mayor robustez financiera de Empresas Socovesa y nuestra sana disciplina en términos de equilibrios inmobiliarios, nos permite plantear una estrategia selectivamente más agresiva para el periodo 2017-2018. Anticipando una demanda residencial volviendo a sus niveles de tendencia de largo plazo, hemos planificando aumentar nuestros lanzamientos durante el 2017. Esto basado en el plan de lograr promesas por MMUF 11 el 2017 y luego subir a MMUF 13 el 2018, siempre en la medida que las metas de ventas y márgenes mensuales del 2017 se vayan cumpliendo.

La Compañía viene invirtiendo en promedio alrededor de MMUF 1,5 en compra de tierra al año. En la medida que encontremos terrenos atractivos, creemos que la Compañía puede adoptar una posición selectivamente más agresiva en la compra de tierra y subir su monto de inversión a MMUF 2,8 durante el 2017, de forma de tener una buena batería de proyectos para que sean iniciados el 2017-2018 y entregados el 2019-2020.

Una empresa de diseño

Empresas Socovesa cuenta con una estrategia sólida que viene demostrando sus resultados. Esta estrategia ha puesto el foco en los desarrollos en altura y en una propuesta multimarca-multisegmento. Durante el año 2016, se definió agregar un nuevo desafío a esta estrategia. Una renovada visión de negocios que busca fortalecer a Empresas Socovesa y convertirla en una empresa de diseño de productos inmobiliarios centrados en el habitar de las personas.

¿Qué queremos decir con esto? La evolución hacia el diseño no pretende romper con el pasado ni desvalorizar las habilidades corporativas históricas de una empresa del rubro, sino que apunta a fortalecer algunas capacidades claves que hoy existen dentro de una compañía inmobiliaria. A la capacidad de comprar bien la tierra, llevar a cabo urbanizaciones y construcciones de calidad y a la gestión comercial enfocada en el cliente, queremos sumar un proceso de diseño y desarrollo más institucional que le dé forma a los productos inmobiliarios para que se conviertan en proyectos mejor resueltos y más conectados con las necesidades específicas de cada segmento.

No estamos hablando solo de dibujar el croquis a mano alzada de una fachada o los planos de un proyecto minimalista. El diseño, como lo queremos entender, humaniza y simplifica los sistemas complejos. En este sentido, el diseño aplicado al desarrollo inmobiliario se caracteriza por integrar y sintetizar conocimientos que provienen de mundos tan diferentes como la economía, el urbanismo, la ingeniería, la construcción, la arquitectura, el interiorismo, el mundo de los negocios y algunas ramas de las ciencias sociales tales como la sociología, la psicología y la antropología. Todos estos conocimientos aplicados al diseño y desarrollo de bienes inmobiliarios. El diseño implica mejorar nuestra capacidad para entender los proyectos desde una perspectiva multivariada. De ahí la mayor relevancia de los equipos multidisciplinarios con un estilo de trabajo más bien colaborativo para los próximos años.

Todas las filiales del Grupo ya están trabajando para institucionalizar este
nuevo proceso centrado en el usuario. Todavía queda mucho camino por recorrer para convertirnos en una compañía fuerte en términos de diseño, pero tenemos bastante convicción y claridad de que ésta es la ruta que queremos seguir durante los próximos años.