Aun cuando el 2016 fue un año complejo en términos inmobiliarios y de precios estables, todas las filiales supieron cuidar los márgenes de sus negocios.