Ciudad y Comunidades

Junto con las mitigaciones al proceso de construcción en todas sus obras y la generación de una relación abierta y transparente entre Almagro y las comunidades, durante el 2016 la filial logró incorporar sugerencias de diseño de los vecinos en el proyecto Artigas (Ñuñoa).

Programa Buen Vecino Almagro

Cómo avanzar hacia un modelo de negocios más sustentable con la ciudad y las comunidades, fue una de las interrogantes que surgieron a partir del estudio del fenómeno infilling. Si las ciudades inevitablemente se están densificando, si las demandas de la ciudadanías son por mejor calidad de vida urbana, ¿cómo los actores inmobiliarios, y en particular, cómo Empresas Socovesa podría  aportar y convertirse en un actor que juegue a favor del desarrollo armónico de la ciudad?  Fue así como una vez finalizado el proceso de investigación de infilling, la Compañía elaboró una propuesta de densificación equilibrada con 7 iniciativas que combinan desarrollo urbano armónico con rentabilidad económica.

En esa búsqueda por avanzar a un modelo más sustentable, el 2016 Empresas Socovesa continuó con su programa “Buen Vecino” de Almagro, el cual funciona desde el año 2014. Durante el 2016 las acciones se concentraron principalmente en Ñuñoa y Providencia, sectores en donde el desarrollo inmobiliario es importante, lo que naturalmente trae consigo externalidades negativas.

El programa Buen Vecino consta de una arista ambiental y otra de gestión de comunidades. La ambiental consiste en la mitigación de las externalidades negativas de la construcción con acciones que van más allá de la norma, como la instalación de túneles acústicos para camiones betoneros, encamisamiento de los edificios, paneles de aislación acústica más altos y cierros visualmente más atractivos y menos invasivos, sin publicidad. Durante el 2016 estas mitigaciones se implementaron en todos los proyectos de Almagro.

En gestión de comunidades, la filial institucionaliza un canal de conversación fluido y transparente entre los encargados de la obra y los vecinos. A través de una reunión abierta, se presentan todos los alcances de la obra: la duración, las características del proyecto, etapas de desarrollo y mitigaciones. Según estudios realizados por la filial, esta instancia es altamente valorada por los vecinos, incluso más que las mitigaciones al proceso de construcción.

Pero el 2016, Almagro quiso llevar esto más allá y buscando mejorar su vínculo con las comunidades, además de las mitigaciones y además de las reuniones con los vecinos, la filial logró incorporar sugerencias de diseño en el producto final. Esto fue posible en el proyecto Artigas en Ñuñoa en el cual se modificó la superficie y ubicación de la excavación de los subterráneos, para minimizar el impacto sobre las casas vecinas.

Nuevo desarrollo de producto

Socovesa Santiago también se adhirió a la tendencia de la densificación equilibrada al lanzar el 2016 una nueva línea de negocios que complementa su oferta actual de casas en sectores suburbanos. Se trata de desarrollos de densificación de mediana altura: los condominios de departamentos. Esta tipología de producto supone una densificación más equilibrada y es un intermedio entre casas en ubicaciones periféricas y departamentos pequeños en ubicaciones centrales, haciéndose cargo de las carencias de cada modelo. Los condominios de departamentos que comenzó a desarrollar Socovesa Santiago, son un producto que ofrece ubicaciones más cercanas que las casas, con mayores metrajes que un departamento céntrico y con un parque interior.

El primer desarrollo de la filial con estas características estará ubicado en la comuna de La Florida. Parque Urbano será un condominio de edificios de mediana altura (10 pisos) con aislación del entorno, 4.800 m2 de áreas verdes (aproximado) y con una alta concentración de servicios en su entorno inmediato.

Debatiendo sobre infilling

Empresas Socovesa siguió presentando los principales hallazgos de su investigación “Infilling, cómo cambió Santiago y nuestra forma de vivir la ciudad”, en los distintos círculos técnicos y académicos que participan en el complejo proceso de diseño de las ciudades. Es así como el 2016, los autores de la investigación realizaron diversas charlas sobre este tema, una de ellas en la Facultad de Arquitectura de la Universidad del Desarrollo – junto a los arquitectos Pablo Allard y Rodrigo Duque- y otra en la AOA (Asociación de Oficinas de Arquitectos), organización sin fines de lucro que reúne a más de ciento sesenta oficinas de arquitectos nacionales.

El objetivo de estos encuentros es sensibilizar a los distintos públicos de interés que participan en el diseño de la ciudad, sobre los desafíos que suponen las nuevas urbes compactas y densificadas tanto en su dimensión puertas afuera, como también puertas adentro.

Empresas Socovesa y su aporte a la educación

Junto a la Corporación Educacional Emprender Empresas Socovesa ha impulsado programas de voluntariado, de mentorías, y también ha entregado aportes económicos para proyectos generalmente orientados al mejoramiento de infraestructura.

El compromiso de Empresas Socovesa con la educación ha sido una constante en la historia de la Compañía. De hecho, una herencia que dejó Don Eduardo Gras al retirarse de la Presidencia de Empresas Socovesa el 2012, fue la preocupación por que miles de niños pudieran acceder a educación para poder elegir.

Es así como la Compañía ha impulsado distintos proyectos que apuntan en esa dirección y se materializó hace años con una alianza con la Corporación Educacional Emprender. Con ellos, Empresas Socovesa ha impulsado programas de voluntariado, de mentorías, y también ha entregado aportes económicos para proyectos generalmente orientados al mejoramiento de infraestructura.

Durante el 2016, este compromiso se vio reflejado en tres potentes iniciativas. Una de las más importantes y con mayor potencial de transformación social, fue la construcción del casino del Colegio Obispo Alvear en Puente Alto.

Un porcentaje relevante de los alumnos de este colegio proviene de un entorno familiar donde padre y madre trabajan, pasando el colegio a prestar un servicio que va mucho más allá de lo meramente académico: los niños desayunan, estudian, almuerzan, juegan y comparten en las dependencias del colegio de 7:30 a 17:00 hrs.

A ello se suma que otro porcentaje de alumnos tiene carácter vulnerable y, por ende, pueden acceder a los beneficios de alimentación que otorga JUNAEB.

Hasta antes de la construcción del casino, todas las actividades relacionadas con la alimentación de los estudiantes, se llevaban a cabo en instalaciones destinadas a otros fines, generando inconvenientes que se fueron agravando con el tiempo: alimentación no saludable, aglomeraciones, problemas sanitarios, entre otros. O bien los alumnos debían salir del colegio con el consiguiente problema para su seguridad.

Esta situación cambió con la construcción del casino el cual se caracteriza por un diseño modular de alto estándar con capacidad para 400 alumnos y 50 profesores, más sectores de cocina, almacenamiento y manejo de alimentos. Sin duda, un upgrade que consolida la infraestructura de esta importante institución educacional que acoge a 921 alumnos.

Otra iniciativa de mejoramiento de infraestructura, fue la puesta en marcha de un moderno laboratorio de capacitación técnico profesional, proyecto en el que participó Empresas Socovesa junto a Telefónica.

La iniciativa es parte del programa de formación dual de Emprender y pretende capacitar a sus alumnos de técnico-profesional en el área de comunicaciones a través del “aprender haciendo”. Dado que el 46% de la matrícula de terceros y cuartos medios de Chile corresponde a jóvenes que egresan de colegios y liceos técnico-profesionales, este proyecto combina y promueve un escenario de aprendizaje donde los jóvenes adquieren las competencias necesarias para el mundo laboral. Los estudiantes podrán egresar con un conocimiento equivalente a 24 meses de experiencia. El laboratorio además estará abierto a otros establecimientos
de Temuco.

Este moderno laboratorio tecnológico fue inaugurado en Temuco por el subsecretario de Telecomunicaciones, Pedro Huichalaf; el fundador de la Corporación Emprender, Eduardo Gras; el presidente de Telefónica en Chile, Claudio Muñoz; el gerente general de Empresas Socovesa, Mauricio Varela; entre otras autoridades, docentes y alumnos.

Finalmente y por 4 años consecutivos, se ha mantenido el programa de Fondo de Becas que permite a los trabajadores de Empresas Socovesa aportar con la educación de decenas de niños con problemas económicos y excelente desempeño académico.