30%

El margen bruto puro de la filial se mantiene en los niveles del 2016 y por sobre el presupuesto.

Almagro mantiene su liderazgo como el mayor desarrollador en altura de la Región Metropolitana. Por su lado, Antofagasta sigue siendo el segundo mercado más relevante para la marca, con presencia desde hace más de 25 años.

Al 31 de diciembre de 2017, la filial contaba con unidades a la venta en 26 proyectos, cuyos precios iban desde las UF 3.000 hasta las UF 45.000, dando cuenta de la evolución de su portafolio de proyectos hacia el segmento medio. Efectivamente, hace 3 años que Almagro tomó la decisión de reorientar y ampliar su oferta hacia el C2+. Como consecuencia, la marca que por décadas se enfocó y lideró en comunas C1, ahora apuesta por nuevos desarrollos en comunas como Ñuñoa, Santiago Centro o San Miguel.

Este cambio en su estrategia de negocio responde en gran parte, al progresivo crecimiento de la clase media en Chile. Se trata de un segmento que busca mejores condiciones de calidad de vida urbana y que en los últimos 10 años ha triplicado su capacidad de consumo.

Solo en el 2017, la presencia de Almagro en el segmento medio creció un 29%, llegando a representar el 37% de su cartera de proyectos con 9 edificios en Santiago Centro, Ñuñoa y San Miguel, los cuales han demostrado ser muy atractivos también para inversionistas.

En términos consolidados, el año 2017 Almagro generó ingresos por venta de viviendas nuevas por MUF 5.233, equivalente a 1.007 unidades y un margen bruto puro de viviendas de 33%. Adicionalmente, los cierres de negocios crecieron 11% con respecto al año anterior, impulsadas por un crecimiento de 10% en las unidades promesadas.

Diseñando para vivir superior

El 2016 Almagro renovó su posicionamiento dando paso al “Vivir Superior”, una propuesta de valor más amplia y que recoge el sentir de los consumidores que entienden que la calidad no es sólo el producto en sí mismo, sino cómo se vive dentro de ellos.

Esta nueva promesa refleja también la manera en que Almagro trabaja el desarrollo de sus proyectos, un proceso que el 2017 se alinea a la metodología corporativa pero respetando la esencia de la filial. Es así como Almagro se enfocó en construir tempranamente propuestas de valor diferenciadas que le dan foco al diseño. Este nuevo proceso de planning multidisciplinario, se aplicó a gran parte de los nuevos desarrollos, siendo los ejemplos más destacables el edificio Portofino (Antofagasta) y Colón 4947 (Las Condes).

Evolución facturación de viviendas nuevas y precios promedio de Almagro

Evolución utilidad y margen bruto de viviendas nuevas de Almagro