Por mucho tiempo, la industria inmobiliaria abordó los desafíos de diseño de producto a través de un proceso más bien fragmentado, en que cada área abordaba el encargo desde su propia especialidad y con espacios acotados para la integración de distintas visiones y capacidades. En otras palabras, no se propiciaba un trabajo realmente multidisciplinario y colaborativo, centrado en las necesidades del consumidor.

Hoy, áreas comerciales de Empresas Socovesa, de desarrollo, constructoras, calidad y arquitectura, trabajan bajo un modelo de co-creación, donde el centro de la toma de decisiones de diseño está en la riqueza que entrega el profundo conocimiento del consumidor adquirido tras años de investigación y observación. Solo en el año 2017, el área de Research de Empresas Socovesa generó 89 estudios y al menos 40 de ellos estuvieron destinados únicamente al proceso de definición conceptual y planificación para proyectos de Socovesa, Pilares y Almagro.

Parte importante del proceso de modernización que ha impulsado Empresas Socovesa los últimos años se ha enfocado en la redefinición y reestructuración de los procesos internos de diseño de producto. En la actualidad, ingenieros, sicólogos, sociólogos, arquitectos, constructores, interioristas, urbanistas y diseñadores integran y sintetizan infinidad de conocimiento del mercado, el consumidor, el territorio, experiencias pasadas y temas normativos, poniéndolos al servicio del diseño de productos que buscan resolver de la mejor forma posible las necesidades del habitar de las personas.

proceso de diseño:

definiendo la propuesta de valor

Análisis 3D

Territorio

Se entiende el proyecto en su contexto, es decir, dónde se posiciona en la ciudad, sus atributos de entorno tales como cercanía al transporte público, autopistas, comercio, servicios y todo aquello que tenga relación con los usuarios. También se estudia la composición sociodemográfica del sector
y las dinámicas urbanas que lo caracterizan.

Mercado

Se evalúan los atributos de los productos de la competencia como superficie, mix, tipologías, programas, distribución, terminaciones, facilities, espacios comunes, fachada, precios, velocidades de venta y otras características relevantes que se puedan identificar.

Consumidor

Acercamiento cualitativo y cuantitativo para intentar abarcar las distintas dimensiones del consumidor. Busca conocer y entender al usuario para poder interpretarlo al momento de diseñar para él. Es fundamental conocer su estructura familiar, su etapa de vida, sus valores y preferencias; conocer sus anhelos, saber de dónde viene, qué es lo que busca, sus drivers de compra y, en definitiva, qué es lo que siente, piensa y quiere respecto al habitar. Para ello se estudia al grupo objetivo, incluyendo cotizantes, compradores y no compradores, entre otros.

Desarrollando la propuesta de valor

En función de todos los antecedentes anteriores, las necesidades, motivaciones e intereses de los usuarios, se proponen y luego definen los ejes conceptuales que sostienen la propuesta de valor. Estos pilares son establecidos de común acuerdo entre las áreas que participan en este proceso de planning.La propuesta de valor debe ser diferenciadora, sustentada en atributos relevantes para las personas y será el cristal a través del cual se mirarán todos los aspectos que involucran al proyecto.

Ideación

En esta etapa -la más creativa de todo el proceso-, se utiliza el recurso “persona” que es una representación del usuario tipo. Es un perfil ficticio, un personaje en el cual los clientes encajan. Dicho de otra forma, es una manera de representar a un grupo. Esta técnica permite cambiar el foco desde abstractas características demográficas, a lo que la gente realmente necesita y quiere.En la etapa de ideación, la información del consumidor, junto a la creatividad y los conocimientos de equipos multidisciplinarios, generará diversas ideas las cuales son caminos posibles hacia nuevas soluciones de diseño. Luego, las ideas se clusterizan y se votan.

Solo en el 2017, el área de Research de Empresas Socovesa generó 89 estudios y al menos 40 de ellos estuvieron destinados únicamente al proceso de definición conceptual y planificación de proyectos.

Brief: el corazón del proyecto

Entrar en un proceso de diseño con un brief es fundamental para tomar decisiones enfocadas, minimizar errores y lograr finalmente un calce entre el producto y el consumidor. El brief es una herramienta de trabajo planificado, que facilita la comunicación clara y completa al principio del proceso de diseño del producto. Es un documento que de manera breve pero contundente, indica los caminos a seguir.

Diseño

Arquitectura recibe el brief y genera una proposición coherente en torno a la propuesta de valor, siempre con foco en el usuario. En un proceso de validación e iteración con todas las áreas involucradas, va tomando forma el producto desde lo conceptual a lo concreto.


proyectos destacados del 2017

Exclusividad y amplitud sin límites es lo que buscan los clientes que eligieron este penthouse de Almagro en pleno corazón de Las Condes. Su inmensa terraza de casi 100 metros cuadrados se diseñó como un espacio versátil, donde se pueden crear distintos ambientes. Además extiende los límites del interior al estar conectada a los recintos principales del departamento.

Sociables y hogareñas son las características que definen a las familias que eligen vivir en Piedra Roja, en la casa neochilena de Alkura. Pensando en ellas, Socovesa Santiago creó un nuevo espacio social donde se unen living, comedor, cocina y terraza. La amplitud como resultado de la fusión de esos recintos y los gestos de la arquitectura, como las grandes ventanas y la altura de más de tres metros, terminan por configurar el recinto para compartir más importante
de la casa.

Cada vez es más habitual que en un solo espacio se mezclen varios usos y funciones.
De ahí nace el concepto de hibridación. Un espacio híbrido lanzado en 2017 es el dressing room de Vista Los Bravos que fusiona baño y clóset. Ahora las personas pueden realizar su rutina diaria completa en un solo espacio de lujo. Su distribución está pensada para que los límites los ponga el habitar y no las murallas.

Esta propuesta de diseño se centra en los tres ejes de la propuesta de valor: espacios pensados para disfrutar, sensación de amplitud y la experiencia de compartir. En virtud de la usabilidad esperada de los clientes de este proyecto, que privilegia las actividades sociales en su departamento, se consideró integrar la cocina con el living a través de un mesón isla movible. En caso de necesitar más espacio y en función de las distintas actividades, se corre el mesón libremente, ganando una gran continuidad que se extiende incluso hasta la terraza.

En los edificios del segmento medio donde los departamentos comienzan aproximadamente en los 30 m2, los espacios privados para compartir y recibir gente son muy acotados. La idea de este salón gourmet era crear un nuevo concepto de espacio común para personas sibaritas y con una alta valoración por la vida social. Es un lugar que se diseñó para sentirlo como propio, como si fuera una extensión del departamento y con una ambientación cálida y acogedora que invita a compartir. El salón gourmet viene full equipado y tiene anexado además una sala de estar.

Una vida práctica y a la vez sofisticada, es lo que busca el segmento de personas solas el cual está creciendo rápidamente en la ciudad de Temuco. Además de contar con altos ingresos, tienen vidas consolidadas, con más tiempo para compartir pero también con una alta valoración de lo privado. Por eso la distribución del Penthouse de 180 m2 de Socovesa Sur, apostó por un segundo piso full social. Éste cuenta con una sala de estar conectada a una terraza panorámica equipada con quincho. En tanto en el primer piso se ubican los recintos más funcionales y personales del departamento.

No sentirse “encerrado” y encontrar en el departamento un refugio, un espacio de tranquilidad respecto a la vida urbana, son los insights que inspiraron la propuesta de valor de este loft. A través del diseño se trabajó en la amplitud del recinto, con doble altura y excelente luminosidad, atributos que se complementan con una arquitectura interior pensada en el descanso y la desconexión. La idea de refugio se llevó también al dormitorio principal, ubicado en el segundo nivel del loft, como un espacio independiente y de descanso.