Comunidad

La Ciudad

Construir mejores proyectos, desarrollar mejores ciudades es lo que motiva a Grupo Empresas Socovesa.

A+ A A-

Noticias

ver imagen

A 50 años de la fundación de Empresas Socovesa

En el marco de la conmemoración de los 50 años de la Compañía, su fundador Eduardo Gras Díaz compartió un mensaje donde enfatiza en el rol de la ética corporativa: "Corrección, seriedad y verdad, están por sobre los resultados del balance".

Hablar de Socovesa es como hablar de mi propia vida. Mis hijos mayores tienen ahora más de cincuenta años y en estos días la empresa constructora, que creamos con Justino Negrón y Rolando Rocha, cumple esa misma edad. Digo lo anterior porque Socovesa y su gente han estado y siguen estando en mi corazón, son parte importante de mi existencia, su creación y desarrollo me llenan de emoción y orgullo.

Su nacimiento no fue fácil, no había ni experiencia ni muchos recursos. Sí el apoyo generoso de mi padre y las ganas inmensas de crear, de emprender, con la expectativa de ver el fruto de una semilla que comenzaba a germinar.

Esas primeras dieciséis casas de Avenida España en Temuco, dieron comienzo a una aventura que más tarde se convirtió en sueño. Hoy es la inmobiliaria mayor de Chile, con varios cientos de miles de casas construidas desde Antofagasta a Punta Arenas. Con miles de personas que realizan las más variadas funciones, profesionales, técnicos, administrativos, maestros, jornaleros, subcontratistas con los que hemos compartido y creado una familia de trabajo. Ellos fueron y siguen siendo los verdaderos protagonistas de esta historia que comenzó en Temuco y se extendió por todo Chile. Como parte de ella, hoy ya desde el retiro, es que quiero enviar este mensaje de felicitación a cada uno de los trabajadores de Socovesa.

Esta empresa la hemos construido entre todos, con un profundo sentido de responsabilidad en la forma de hacer nuestro trabajo, asumiendo que siempre la ética empresarial, que es corrección, seriedad y verdad, están por sobre los resultados del balance, ya que éstos jamás han sido fruto del ejercicio de malas prácticas, sino por el contrario, fueron y son el resultado de la eficiencia y del esfuerzo de la tarea compartida, de reconocer los errores y reemprender el camino, de mantenerse siempre al día y entender la forma en que los chilenos querían, quieren y sueñan su casa propia.

Hoy Socovesa, junto a Almagro, a la joven Pilares y a la histórica Socovesa Sur, nos fundimos en un gran abrazo para celebrar nuestros cincuenta años, reafirmando el compromiso de mantener estos valores y el orgullo de pertenecer a esta Gran Familia, a esta gran Empresa.

¡LARGA VIDA A SOCOVESA! ¡QUE ASÍ SEA!
Eduardo Gras Díaz

10

Junio
2015
Noticia anteriorNoticia siguiente